poesía

Apuesta.

Algunas vez aposté todo por ti, así como lo aposté por las demás, sin embargo, a veces se gana, algunas otras se pierde.

Siempre he disfrutado cada victoria, más cuando se celebra enredado entre las piernas de una musa. No tenía una favorita, pues cada una me daba algo diferente, en lo personal, adoraba a esa que escuchaba con paciencia mis sueños y mis logros, esa que se acurrucaba en mi pecho cada noche.

Era la única que cumplía su cometido, me hacía sentir que no estaba solo.

Autor

maupare96+cuantico@gmail.com

Comentarios

BAST
5 enero, 2018 a las 11:40 pm

Está conectado.



Deja un comentario